¿Y para qué tantas pruebas de laboratorio durante mi embarazo? - Diagnóstico Clínico y Molecular - DICLIM
666
post-template-default,single,single-post,postid-666,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.4,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,columns-4,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

¿Y para qué tantas pruebas de laboratorio durante mi embarazo?

¿Y para qué tantas pruebas de laboratorio durante mi embarazo?

Ante tantas dudas de los papás y mamás que esperan un bebé, he decidido escribir una serie de posts que los ayuden a comprender un poco más sobre todas estas novedosas aplicaciones que la ciencia pone al alcance de médicos y profesionales de la salud con la finalidad de brindar información útil sobre la mamá y el bebé antes, durante el embarazo y después del nacimiento.


Probablemente durante tu embarazo te indicaron (o indicarán) pruebas que no resultan tan comunes, nombres de análisis que jamás en tu vida habías escuchado y por si fuera poco, tu mamá se sorprende o pone en tela de juicio todos estos avances científicos diciéndote “cuando estuve embarazada de ti, ¡nunca me pidieron tantísimos análisis!“.

Más allá de una biometría hemática, un análisis de glucosa en sangre, un ultrasonido o un examen general de orina, es probable que te hayan solicitado exámenes como el Duo-Test, el Triple o Cuádruple Marcador, un Tamiz de Diabetes Gestacional, el Perfil de Preclampsia o Toxemia, o incluso una Amniocentesis o Biopisa de Vellosidades Coriónicas. En muchas ocasiones, aunque sabes que debes realizarte los exámenes, no entiendes del todo para qué te los indicaron y al estar poco familiarizada con los nombres de los estudios o las palabras que puedas encontrar en los resultados, podrías no comprender su significado o incluso atemorizarte pensando en un resultado o diagnóstico fatal… ¡y no se trata de eso!

Al nacer, tu bebé es sometido a una revisión exhaustiva por parte del médico neonatólogo y recibirá varias calificaciones, sabes que deberás aplicarle sus vacunas y realizarle el famoso “tamiz neonatal“, además deberás llevarlo al pediatra a los 10 días de nacido y una vez al mes durante el primer año para revisión rutinaria. Sabes todo esto como por regla universal (todas tus amigas, familiares y conocidas lo hacen), pero quizá tengas algunas dudas sobre qué es y por qué se realiza el tamiz neonatal y en esporádicas ocasiones, otro tipo de pruebas de laboratorio.

Vamos tratando cada uno de estos temas con calma, se trata de que al final concluyas que son pruebas nuevas, modificaciones o mejoras de pruebas que se han realizado en las últimas décadas, conozcas el alcance y utilidad de cada una y te sientas con la confianza de acudir a Laboratorio DICLIM teniendo conciencia de que son pruebas que con el tiempo se volverán rutinarias y que te darán información valiosa sobre ti, tu bebé e incluso sobre tu familia o tus próximos hijos.

1 Comment
  • Pilar Arca
    Posted at 12:24h, 16 marzo

    Muy buen artículo. Yo soy de la opinión de que cuantas más pruebas y revisiones se realizen es mucho mejor, además ayuda a la tranquilidad de la futura mamá.

Post A Comment